Tienes una página cristiana y te gustaría agregar este chat???
ponte en contacto con infordav@gmail.com
Bendiciones!

16 de junio de 2010

Bienaventurado el hombre que siempre teme a Dios;
Mas el que endurece su corazón caerá en el mal”
(PROVERBIOS 28:14)

Un corazón duro es un corazón que no quiere nada que ver con Dios o por lo menos no permite que Dios actué con completa libertad dentro de el. Y es que todos hemos tenido el corazón duro en algún momento de nuestra vida, Un corazón sensible es aquel que permite toda corrección, es aquel que siempre esta dispuesto a que Dios actué conforme a su voluntad y no conforme a la suya, es aquel que se deleita en la Palabra y que toma para si mismo aquellas cosas que necesita mejorar, es un corazón que reconoce su dependencia de Dios y sobre todo es un corazón que vive cada día con un solo propósito: AGRADAR A DIOS.
Es hora de entender que un corazón duro jamás será agradable a Dios, si realmente nuestro propósito en la vida es agradar a Dios debemos comenzar a entender que la voluntad de Dios es que nuestro corazón sea un corazón sensible, humilde y sobre todo un corazón dispuesto a que Dios actué como El quiere y no como nosotros queremos.

Dios te bendiga
Maricel